a

Historia de la comida en los aviones

La historia de la comida en los aviones es particular ¡y muy interesante! Sus inicios y posterior desarrollo está lleno de datos interesantes que te llamarán la atención. Si te gustan las historias que te contamos con nuestros #HilosAirEuropa, esta te va a encantar. ¿Preparado? ¡Vamos allá! El lujo de viajar Cuando viajar era un lujo y tomar un avión se consideraba algo más que un viaje, ni siquiera se contemplaba la posibilidad de comer o beber a bordo. Era normal ir de traje, con guantes y sombreros, y aunque la distancia a recorrer no fuera muy larga, para muchos era una odisea exquisita y extravagante. Actores, empresarios o gente de mucho dinero eran los pocos privilegiados. En la década de 1920, la aviación comercial empezó a ser considerada un medio de transporte más, compitiendo con trenes y barcos. Las compañías aéreas de la época comienzan a mejorar el servicio a bordo con el fin de atraer clientes ofreciendo más comodidades, pero, ¿en qué podrían destacar? Con un servicio de comida y bebida durante el vuelo. Las primeras comidas y su evolución Aunque la primera vez que se ofreció comida a bordo fue un sencillo tentempié (un bocadillo y un […]

Alicia Ratto

Especialista en gestión de contenidos en Redes Sociales de Air Europa. La experiencia en atención al cliente, turismo y aviación se unen a la imaginación y mi pasión por la creatividad.

Categorías


La historia de la comida en los aviones es particular ¡y muy interesante! Sus inicios y posterior desarrollo está lleno de datos interesantes que te llamarán la atención. Si te gustan las historias que te contamos con nuestros #HilosAirEuropa, esta te va a encantar. ¿Preparado? ¡Vamos allá!

El lujo de viajar

Cuando viajar era un lujo y tomar un avión se consideraba algo más que un viaje, ni siquiera se contemplaba la posibilidad de comer o beber a bordo. Era normal ir de traje, con guantes y sombreros, y aunque la distancia a recorrer no fuera muy larga, para muchos era una odisea exquisita y extravagante. Actores, empresarios o gente de mucho dinero eran los pocos privilegiados.

En la década de 1920, la aviación comercial empezó a ser considerada un medio de transporte más, compitiendo con trenes y barcos. Las compañías aéreas de la época comienzan a mejorar el servicio a bordo con el fin de atraer clientes ofreciendo más comodidades, pero, ¿en qué podrían destacar? Con un servicio de comida y bebida durante el vuelo.

Las primeras comidas y su evolución

Aunque la primera vez que se ofreció comida a bordo fue un sencillo tentempié (un bocadillo y un refresco), pronto aviones más modernos con mejores equipos de cocina permitieron subir el listón culinario. Además, los amplios pasillos y espacios entre asientos se aprovecharon para que los grandes carros de comida pudieran circular y servir generosas bandejas.

¿Sabías que uno de los manjares que servían era langosta? Los mejores menús de la época ofrecían, entre otros platos suculentas ensaladas y carnes, salsas y espectaculares postres que completaban el menú. Todo ello servido en vajillas de porcelana y con unas hermosas flores decorando la bandeja.

La comida a bordo de los aviones de hoy es el resultado de una gran evolución. Menús, preparación, alimentos, incluso la manera de transportar y servir la comida ha cambiado. Por eso mismo en la actualidad Air Europa apuesta por estos cambios. La comida en los aviones es producto de muchos avances y adaptaciones a la época en la que estamos y es un hecho que el siglo XXI está siendo innovador, pero a la vez consciente de factores como la sostenibilidad.

➡️En Air Europa no solo apostamos por un menú de calidad, sino que éste debe generar pocos residuos y ser sostenible en su producción. Nuestros vuelos cuentan con opciones para que tu viaje sea agradable, confortable y delicioso. Podrás degustar no solamente los platos calientes, sino que tendrás una amplia gama de snacks, meriendas, desayunos, y también solicitar comidas especiales, ¡todo lo que tu quieras y a tu alcance!

Hasta aquí la historia de la comida en los aviones. Un siglo de historia no se puede resumir, pero sí podemos contarte los datos más interesantes. ¡Hasta la próxima!